×

Descripción del programa...

Comparte tu testimonio

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

GuadalupeRadioTV

Oración a Santa Mónica para pedir por los Hijos Rebeldes

Oración a Santa Mónica para pedir por los Hijos Rebeldes

Gloriosa Santa Mónica, modelo de madres. Tu vida la admiramos en los vaivenes de tu hogar y sobre todo, siguiendo a tu hijo Agustín. Supiste atraer a tu esposo hacia Dios e igualmente a aquel hijo que había perdido la fe. Le seguías llamándole, orando, llorando… Consíguenos que comprendamos el papel sagrado de las madres y su influencia en el hogar. Confiamos nuestra familia a tu protección.

Madre ejemplar del gran Agustín, durante 30 años perseguiste de modo perseverante a tu hijo rebelde con amor, afección, perdón, consejo y rezos que clamaban al cielo. Intercede por todas las madres en este nuestro día para que podamos aprender a conducir a nuestros hijos a Dios y su Santa Iglesia. Enséñanos cómo permanecer cerca de nuestros hijos, incluso de aquellos hijos e hijas pródigos que tristemente se han extraviado.  Amén.

NOVENA BREVE

Querida Santa Mónica, esposa y madre preocupada, muchas tristezas se clavaron en tu corazón durante tu vida. Sin embargo, nunca te desesperaste o perdiste la fe. Con confianza, persistencia y profunda fe rezaste diariamente por la conversión de tu amado esposo, Patricio, y tu amado hijo, Agustín.
Concédeme la misma fortaleza, paciencia y confianza en el Señor. Intercede por mi, querida Santa Mónica, para que Dios pueda escuchar favorablemente mi súplica (mencione aquí su petición) y me conceda la gracia de aceptar su voluntad en todas las cosas, por medio de Jesucristo, nuestro Señor, en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios por los siglos de los siglos. Amén.


www.guadaluperadio.com
facebook: www.facebook.com/guadaluperadiotv
twitter: @GUADALUPERADIO

Un comentario para “Oración a Santa Mónica para pedir por los Hijos Rebeldes

  1. gracias por esa hermosa oración. Es bueno orar por los hijos siempre para que sean servidores de nuestro Señor siempre.

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada